15 de Octubre de 2007 - 05:15h

Irónicamente, el clima que tanto me ha perjudicado los últimos días de mi viaje, me ha concedido la noche más lujosa y cómoda de éste, como para despedirse.
Me encuentro en el hotel Melià Cariari, a la espera de que llegue el minibus que nos llevará al aeropuerto, ya que aunque tenía que haber salido ayer por la tarde, el avión fue desviado a Panamá debido a las condiciones adversas.


Fotos