7 de Octubre de 2007 - 11:30h

Menudo exitazo, parece que me haya mirado un tuerto.
He llegado al P.N. Carara y esta cayendo una buena, pero no una de esas que cae todo de golpe y luego sale el sol. Más bien tiene pinta de esas que llueve poco pero todo el día, con lo que se me iría otro plan al carajo. Parece que no le caigo muy bien al de arriba. Al menos empiezo a encontrarme mejor de salud.
Ya que he venido hasta aquí, esperaré hasta las 3 (cierran a las 4), a ver si el tiempo se porta. Menos mal que ayer cargué el iPod.


17:30h

Ya estoy en el autobús de vuelta a San Ramón. Al final, por mis huevos que si había llegado hasta allí, entraba al parque. Y eso he hecho, aunque había arreciado un poco la lluvia y sólo ha parado del todo cuando salía del parque.
La visita no ha estado del todo mal, aunque la he tenido que hacer con un poco de prisa. Tal vez por eso, por la intesa lluvia que llevaba cayendo todo el día y por la hora, que no era la más adecuada, no he visto ningún guacamayo (lapas, como los llaman aquí), que era uno de mis principales motivos para ir al parque. Aún así, el paisaje es muy bonito y tiene su encanto visitar un bosque así un día de lluvia. Además he descubierto que las frondosas copas de los árboles hacen bastante las funciones de paraguas, así que no me he mojado mucho, salvo los pies, que más que senderos, aquello parecían barrancos. Llevo las zapatillas empapadas.
Al principio de la caminata he podido ver un roedor, muy parecido a un pequeño tapir o capibara, del tamaño de un yorkshire grande, pero aunque lo he intentado, no he podido sacarle una foto, era muy escurridizo. En general, fauna he visto más bien poca, aunque he podido sacar algunas fotos, y algunos paisajes bien bonitos.

Para volver he hecho "pseudo-stop", que es parecido al auto-stop. Me explicaré. Mientras esperaba en la parada de bus, un coche me ha hecho luces y signos inequívocos de si quería que me llevara. Como faltaban 40 minutos para que llegara el bus, que además tarda mucho, y el hombre no me ha parecido sospechoso, he aceptado. Eso sí, me ha dicho que si le "regalaba" algo (aquí usan el verbo regalar en el sentido de dar. Puedes ir a una tienda y pedir que te regalen una Coca-Cola, que ellos esperan que se la pagues igualmente xD). Ese "algo" me lo ha traducido en 2.000 colones, que teniendo el cuenta que el bus me ha costado 1.440, me ha parecido un precio más que justo. Además he llegado a tiempo para coger un bus a San Ramón no demasiado tarde.
Tengo que reconocer que iba un poco nervioso, sobretodo desde que a medio camino me ha confesado que era gay, pero se ha portado bien y he podido pasar el rato con buenas y variadas conversaciones.
Cuando he llegado a la parada donde cogía el bus en el que estoy, y después de casi dos días comiendo muy poco y muy ligero, aunque aún estoy coleando de la indisposición, ya que me encontraba mejor, no he podido evitar meterme una Burger King XXL de 3 hamburguesas entre pecho y espalda. Espero que no tenga consecuencias graves...


Fotos